• DESCARGAR VERSIÓN PDF DE LA REVISTA

    Cinco falsos mitos sobre las muelas del juicio

    •  Afirmaciones como que se tienen que extraer siempre o que desplazan toda la dentadura pueden llevar a malinterpretaciones
    •   Una correcta revisión del dentista permite esclarecer cualquier duda que pueda surgir

      Las muelas del juicio suelen ser una de las mayores molestias que pueden encontrarse los adultos en la salud bucodental. Su extracción no requiere de intervenciones excesivamente complicadas, pero sí el uso de anestesia local y cirugía.

      En la mayoría de casos, los dolores aparecen cuando la boca no tiene suficiente espacio para acomodar todos los dientes. “El hecho de que la muela no pueda salir con facilidad provoca cierto dolor e hinchazón de la encía, así como también riesgo de infecciones y caries, al quedar algún espacio entre la encía y la muela que quiere erupcionar”, argumenta Mireia Alcaaraz, odontóloga de ADE.

      Sólo en algunos casos será necesaria una intervención. Aún así, es conveniente aclarar algunas dudas que puedan surgir en relación a las muelas del juicio. “Es recomendable hacer visitas al dentista regularmente para saber qué necesitamos en cada caso. Acudir a un especialista es importante ya que el uso de un escáner dental permite ver mejor la posición exacta de los dientes o localizar el nervio dentario que se encuentra en la mandíbula. De esta manera, aumenta la precisión del cirujano en el quirófano”, añade Alcaraz.

    •  

      Los falsos mitos más recurrentes

    •   Una de las mayores afirmaciones que suelen confundir a los pacientes es que las muelas de juicio deben extraerse siempre. No es así. Si hay espacio suficiente y no existe riesgo de infección, o no perjudican al resto de la boca, es mejor no hacer intervenciones y controlar su erupción.
    •   Las muelas del juicio pueden desplazar los demás dientes hasta el punto de cambiar la estructura de toda la dentadura. “Pueden influir, pero no es determinante”, sentencia Alcaraz.
    •   Las muelas del juicio no sirven para nada. Éstas pueden hacer su función como cualquier otro diente, siempre y cuando estén bien situadas y puedan tener contacto con otro molar.
    •   Es ideal operarse antes de los 30 años. La odontóloga de ADE advierte que no es del todo cierto. “No hay un patrón claro, puede depender de muchas circunstancias como la posición molar, el nervio dentario o sus muelas adyacentes, aunque sí es cierto que suele haber más dificultades entre los mayores de 25 años”, añade Alcaraz.
    •   Es necesario extraer las muelas del juicio cuando un paciente va a ponerse aparatos. Posiblemente tenga que hacerse un estudio más profundo para ver si es necesario o no, no es imperativo.

      Con todo, desde ADE advierten que la mejor forma para sacar conclusiones y saber exactamente qué es lo mejor para nuestra salud dental es visitar un dentista de confianza y de forma regular.

       

    Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on RedditShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someone

    « « Notícia anterior | Notícia siguiente » »

    agenda_21nov
    mundo_estetica