• DESCARGAR VERSIÓN PDF DE LA REVISTA

    Reforzar el sistema inmunitario

    Selenio y Zinc

    Miguel Ángel Almodóvar

    Miguel Ángel Almodóvar

    Actualmente no existe tratamiento farmacológico alguno contra gripe y resfriados y, al parecer, tampoco existe demasiada esperanza de un tratamiento futuro, debido, fundamentalmente, a que un resfriado común es la consecuencia de la acción coordinada de centenares de virus, entre los que figuran rinovirus, picornavirus, coronavirus, virus sincitial respiratorio, adenovirus, enterovirus, metapneumovirus, virus influenza y parainfluenza. Todo un poderosísimo y bien pertrechado ejército contra el que no hay más defensa que el tratamiento de los síntomas, lo que viene a explicar la supervivencia en el mercado de productos tan elementales y añosos como el Vick VapoRub.

    En definitiva, para prevenir y tratar gripes y resfriados no existe más alternativa válida y real que mejorar las capacidades y prestaciones del sistema inmunitario y dejar que éste actúe contra la invasión. Dos son los minerales, selenio y zinc, que garantizan tal efecto. Numerosas investigaciones demuestran que una dieta alta en selenio, o la toma regular de suplementos nutricionales de selenio tienen un marcado efecto inmunoestimulante, además de potenciar el humor y reducir significativamente la ansiedad y el cansancio.

    Por otro lado, distintos estudios realizados por los NIH (Institutos Nacionales de Salud) norteamericanos, han puesto en evidencia que empezar a tomar suplementos de zinc al cabo de 24 horas desde los inicios de los síntomas del resfriado, reducen su duración y hace que estos sean menos intensos.

    Con estos datos, ante la ola de gripes y resfriados que se nos avecina la mejor y más eficaz alterativa es una dieta generosa en estos dos minerales y la toma regular de un complemento nutricional específico. Alimentos ricos en selenio son judías blancas y lentejas, panes de maíz y de avena, nueces, almendras, ajos, boniatos, tomates, pipas de calabaza, champiñones, huevos, arenques y caballas, queso Camenbert, uvas, peras y levadura de cerveza con germen de trigo. En zinc; hígado de ternera, garbanzos, carne de cordero, carne magra de vaca, espinacas crudas, yema de huevo, carne magra de cerdo, chocolate negro o cacaco en polvo, ostras, cacahuates al natural y sin sal, coles de Bruselas, nueces, harina de sésamo, plátanos y germen de trigo con levadura de cerveza.

    No obstante, para que el tratamiento sea verdaderamente eficaz es fundamental un suplemento nutricional, que en este caso podría y debería ser Active Complex Selenio+Zinc, de laboratorios Pharma Nord. Su selenio, en forma de levadura de selenio orgánico, es altamente asimilable, y su principio activo es la L-Seleniometionina, la forma más activa de este mineral. El producto, además de zinc, contiene en su formulación vitaminas A (como betacaroteno), B6, C, y E, lo que, por añadidura, le confiere un alto potencial antioxidante.

    Con esta dieta y la toma regular del suplemento no solo se logrará combatir eficazmente gripe y resfrío, sino que, además, mejorará el humor y se pondrá coto a la astenia temporal que habitualmente sobreviene con la mengua acusada de luz solar y el frío intenso.

    Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInDigg thisShare on RedditShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someone

    « « Notícia anterior | Notícia siguiente » »

    mundo_estetica
    novetex