REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

1 de cada 4 mujeres embarazadas puede tener un riesgo elevado de parto prematuro debido a problemas periodontales

  Las infecciones bucales, tales como gingivitis o periodontitis, pueden aumentar el riesgo de alteraciones en el embarazo tales como el parto prematuro, bajo peso al nacer o hipertensión placentaria (preeclampsia)

DENTAID alerta de la importancia de la higiene bucal antes y durante  el embarazo para evitar complicaciones

La gingivitis es la patología oral más común en el embarazo, con una prevalencia del 60-75%2. La gingivitis del embarazo o gestacional se define como la inflamación gingival que es iniciada por biofilm oral y exacerbada por el incremento de los niveles de hormonas sexuales endógenas.

Aproximadamente, el 50% de las mujeres con gingivitis antes del embarazo, pueden sufrir un empeoramiento del estado periodontal, llegando incluso a periodontitis; debido a las fluctuaciones en los niveles de estrógenos y progesterona en combinación con cambios en la microbiota oral y disminución de la respuesta inmune durante el embarazo3.

En España, la periodontitis afecta aproximadamente al 25% de todas las mujeres embarazadas4.


Los cambios hormonales afectan a la salud bucal
Mucho más allá de una cuestión estética, la boca es la parte del cuerpo donde residen más bacterias dentro del cuerpo humano y por lo tanto la que más debe cuidarse. Durante el embarazo, las mujeres sufren cambios fisiológicos que afectan a todo el organismo. De esta manera, los cambios hormonales incrementan la permeabilidad de los vasos sanguíneos provocando a menudo hinchazón y sangrado de las encías y facilitando la entrada de patógenos orales y mediadores de la inflamación en la circulación sanguínea. Los patógenos orales o bacterias pueden así diseminarse sistémicamente y provocar una inflamación o infección en caso de llegar a la placenta.

_MG_0474
“Erosión dental, halitosis, movilidad dental, gingivitis de embarazo, boca seca… e incluso un parto prematuro o bajo peso al nacer. Son muchas las complicaciones o alteraciones que se pueden producir durante el embarazo si no se mantiene una correcta salud de boca y encías. La mujer debe llegar al embarazo lo más sana posible y aquí el papel del odontólogo y del higienista dental es esencial”, explica el Dr. Xavier Calvo, odontólogo periodoncista Medical Advisor de DENTAID.“Rojeces, bultos o especial dolor y sensibilidad son evidentes síntomas de unas encías que no están sanas que deben ser tratadas con urgencia”, concluye.

“Es importante cuidarse antes, durante y después del embarazo no sólo para la salud de la madre sino también para la del futuro bebé”, añadeAinhoa Liaño, matrona de una saga de tres generaciones. “Y esto también implica cuidarse la boca: dientes y encías sanos y fuertes son el reflejo del estado de salud de todo el cuerpo”, amplía.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »