REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Actualidad

25 Aniversario del Hospital de Barcelona

Teresa Basurte y Lourdes Mas, presidenta y directora general de SCIAS Hospital de Barcelona, además de Ignacio Orce, presidente de Assistència Sanitària, recibieron el 6 de febrero pasado al consejero de Salud, Boi Ruiz, en su visita a las instalaciones del centro. Otros miembros del equipo de dirección de la entidad, como Carlos Humet y Gerard Martí, director y vicedirector médico del centro, y Roser Cot, directora de cuidados asistenciales, acompañaron al consejero durante la cita, que se desarrolló desde el mediodía hasta media tarde.

 

Boi Ruiz hizo una extensa visita a distintos servicios y unidades del Hospital de Barcelona y se mostró interesado en las técnicas y procedimientos clínicos que se realizan en el centro. Atraído por la reciente renovación integral del área de quirófano, accedió al bloque quirúrgico respetando el estricto protocolo de vestuario y normas de asepsia. También constató las notables mejoras en la comodidad de los usuarios, gracias a las reformas en la infraestructura del edificio que se han llevado a cabo en los últimos tiempos.

 

A continuación, en el salón de actos, el equipo de dirección presentó los resultados detallados de la entidad, que cobran especial relevancia en la celebración del 25º aniversario de la apertura del Hospital de Barcelona, motivo principal de la visita del consejero. Después de que Assistència Sanitària recibiese en septiembre la placa Josep Trueta al mérito sanitario, concedida por la Generalitat de Cataluña, el Grupo Assistència hizo entrega de su insignia de oro a Boi Ruiz. Al terminar la visita, el consejero compartió almuerzo con los trabajadores del centro en el comedor de personal del Hospital de Barcelona.

 

Inaugurado en 1989, el Hospital de Barcelona es el primer hospital cooperativo del mundo, atiende cada año a más de 85.000 casos en el centro y 60.000 urgencias a domicilio y en él trabajan 1.000 médicos de Assistència Sanitària de las distintas especialidades. La falta de ánimo de lucro y una gestión prudente y rigurosa han llevado al Hospital de Barcelona a una situación financiera que le permite llevar a cabo inversiones periódicas en actualización de infraestructuras y tecnología sanitaria, mantener las cuentas saneadas y atisbar buenas perspectivas de futuro.

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »