REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Belleza

Aceite de Argán Bio Puro

 

Conocido como “el oro líquido del desierto”, es un gran antioxidante que previene el envejecimiento de la piel y el pelo.

El Aceite de Argán es conocido como “el oro líquido del desierto” por su historia milenaria y sus beneficios demostrados sobre la piel. Dado su alto contenido en ácidos grasos esenciales tiene propiedades con rápidos efectos en: regeneración, hidratación y antiarrugas. Es ideal para todo tipo de cutis y edades, especialmente para pieles secas. El Aceite de Argán Bio de Saluvital procede de la agricultura ecológica, con certificado Ecocert, lo que asegura su excepcional calidad y pureza al ser producido en Marruecos mediante cultivos de cooperativas controladas estatalmente, evitando así cualquier tipo de adulteración. Uso facial, corporal y capilar. Envase Airless (al vacío). No se oxida, sin conservantes.

PVP recomendado: 14,00 €. 30 ml.

Aceite-de-Arg-Ecocert-Perfumado

DE VENTA EN FARMACIA

El Aceite de Argán puro es una verdadera joya para el cuidado del rostro, el cuerpo, el pelo y las uñas. Es un aceite único cuya eficacia está avalada por siglos de tradición.

El Aceite de Argán está compuesto hasta en un 80% de ácidos grasos esenciales, ácido oleico (45%), ácido linoleico o vitamina F (35%), ácido alfalinolénico (15%), ácido gamma-linolénico (3%), ácido araquidónico (1%); contiene grandes cantidades de tocoferoles o vitamina E (unos 700 mg/k), casi tres veces más que el aceite de oliva por ejemplo, carotenoides, de los que un 50% son betacarotenos, precursores de la vitamina A, fitoesteroles –que raramente se encuentran en los aceites vegetales- y escualeno. La riqueza en escualeno (320 mg/l), cuya concentración suele ser débil en el reino vegetal, es lo que lo hace tan especial. Si lo comparamos con el aceite de oliva, de almendra o de colza, el aceite de argán tiene la más alta concentración de ácidos grasos esenciales y ácidos linoleicos. Los ácidos grasos insaturados esenciales, es decir aquéllos que el organismo no puede sintetizar por sí solo y deben obtenerse de un aporte externo (dieta o cosméticos), son nutrientes vitales que están involucrados en procesos fisiológicos y bioquímicos relacionados con la regeneración de tejidos. Desarrollan, pues, un papel importante para atenuar las cicatrices, las arrugas y aportar tersura y suavidad. Su cantidad en tocoferoles es mucho más elevada que en el aceite de oliva (aceite de argán 620 mg/l, aceite de oliva 320 mg/l). Se creía hasta hace poco que los alfa-tocoferoles (75 mg/l) eran la forma más activa de vitamina

  1. Sin embargo, estudios más recientes han puesto de manifiesto la importancia biológica del gamma-tocoferol, predominante en el aceite de argán (75%). El gamma-tocoferol es un antioxidante mucho más eficaz que el alfa-tocoferol. Esto explica sus buenos resultados en la lucha contra la oxidación y los radicales libres, causa directa de la falta de elasticidad de la piel y la consiguiente aparición de arrugas, estrías… Por otra parte, al oxigenar la piel, el aceite de argán favorece la restauración de la capa hidrolipídica y de las células cutáneas. Los beneficios son elasticidad, suavidad y luminosidad de la piel.En cuidado antiedad, el Aceite de Argán de Saluvital suaviza la piel, la hidrata y la protege de la sequedad con un agradable aroma certificado Ecocert, que convierte su aplicación en una agradable experiencia sensorial. www.saluvital.es

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »