REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Actualidad

Beta-Caroteno CN

Con el verano a la vuelta de la esquina, es importante concienciarnos una vez más de la importancia de la protección solar para frenar el envejecimiento prematuro de la piel (con la aparición de manchas, arrugas, pérdida de firmeza…), pero sobre todo para prevenir el cáncer de piel, una enfermedad en aumento año tras año.

beta-caroteno-cn

Para ello, debemos seguir unos buenos hábitos de protección solar: no exponernos al sol en las horas de mayor radiación (entre las 12.00h y las 16.00h), hacerlo de forma progresiva para evitar quemarnos, no permanecer mucho rato bajo el sol, elegir un fotoprotector que proteja de toda la radiación solar, utilizarlo correctamente, reaplicarlo al menos cada dos horas y tras cada baño y protegerse con sombrero, gorra y gafas de sol.

A todas estas medidas, habría que sumarle la suplementación con beta-caroteno, una fuente de vitamina A que ha demostrado ser eficaz para disminuir la sensibilidad al sol y prevenir las quemaduras solares.

El consumo de beta-caroteno no impide por sí solo las quemaduras solares, pero los especialistas reconocen que ayuda a proteger la piel. Desde el punto de vista dermatológico, el betacaroteno actúa como una especie de fotoprotector interno, ya que es capaz de absorber los rayos ultravioleta en ligeras dosis.

Así lo corraboró un estudio de 2008 liderado por los científicos alemanes Wolfgang Köpcke y Jean Krutmann, del Hospital Universitario de Münster y de la Universidad Heinrich-Heine de Düsseldorf, respectivamente.

Los expertos comprobaron que el consumo de suplementos de beta-caroteno actuaba a nivel interno reforzando la protección del organismo frente a las radiaciones solares. Eso sí, los resultados revelaron que para que esta protección sea totalmente eficaz y se note además el efecto del bronceado, los complementos alimenticios de beta-caroteno se deberían tomar 10 semanas antes de la exposición continuada al sol, incrementando el nivel de protección a mayor semanas de consumo.

Para conseguir este efecto fotoprotector, no deberíamos confiarnos solo porque tomemos alimentos ricos en betacaroteno (zanahorias, calabaza, mango, boniato, papaya…), ya que cuando se precisa una fotoprotección de verdad no es suficiente con la alimentación y se debería recurrir a los complementos.

Asimismo, con la suplementación con beta-caroteno conseguiremos que este pigmento se acumule en la capa de grasa corporal y tengamos un tono más anaranjado, una piel más hidratada y elástica y, por lo tanto, un aspecto más saludable y radiante.

Las personas fumadoras, sin embargo, no deberían tomarlos ya que otros estudios han determinado que puede provocar efectos contraproducentes. Si eres fumador/a puedes añadir tu dieta un suplemento que te aporte una ingesta adecuada de vitamina C para un efecto antioxidante. Debes saber que las personas fumadores tienen incrementadas sus necesidades de vitamina C, por lo que si no se consigue aportar la cantidad diaria suficiente de esta vitamina, la suplementación se hace recomendable.

Por todo ello, pensando en las vacaciones y las largas jornadas de playa, montaña o turismo urbano, en Clinical Nutrition hemos preparado dos combinaciones para reforzar la piel y fortalecerla frente a las agresiones del sol.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »