REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

Cuidar nuestras defensas puede ser de utilidad para prevenir posibles infecciones

Durante estas semanas de confinamiento no debemos olvidar el cuidado de nuestras defensas, que pueden debilitarse por distintos factores como la falta de ejercicio físico, una insuficiente exposición solar o una alimentación inadecuada. Además, la llegada de la primavera y sus cambios bruscos de temperatura pueden favorecer que seamos más propensos a sufrir infecciones, especialmente los niños, ya que los más pequeños son más vulnerables a padecer este tipo de enfermedades debido a la inmadurez de su sistema inmunitario. Adoptar unos buenos hábitos saludables no solo será beneficioso para sobrellevar estas semanas de confinamiento, sino que permitirá ayudar al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Imunoglukan P4H®, el complemento alimenticio a base de Imunoglukan y vitamina C deLaboratorios Ordesa, nos ofrece algunas recomendaciones para proteger las defensas en estos momentos:

Mantén una actividad física diaria.

Aunque durante el confinamiento nuestras posibilidades de practicar deporte se pueden ver limitadas, llevar a cabo actividades sencillas de forma regular, que se puedan hacer incluso dentro de casa como estiramientos o caminar por el pasillo, y puede ser beneficioso para que nuestro sistema inmunológico no se debilite.

Lávate las manos

Como prevenir es mejor que curar, practica un correcto lavado de manos y lleva a cabo medidas de higiene como toser o estornudar hacia el pliegue del codo. Tampoco es recomendable tocarse la cara y se aconseja el uso de pañuelos desechables tras su uso. Este consejo es especialmente recomendable en niños, ya que su afán por tocarlo todo puede esparcir los virus de su entorno.

No olvides la vitamina C

La vitamina C es una vitamina esencial que contribuye al normal funcionamiento de las defensas naturales reduciendo la duración y severidad del resfriado común. Según indica un estudio publicado por la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, aquellas personas que reciben una dosis suficiente de vitamina C pueden ver reducida la gripe y los síntomas del resfriado en un 85%.[1]

Desarrollar una dieta adecuada rica en nutrientes y vitaminas como naranja, kiwi, tomate o fresas pueden ser soluciones para suplir esa carencia de vitamina C durante las semanas de confinamiento. El objetivo, mantener las defensas y contribuir al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

Disfruta del sol

Los rayos solares son nuestra fuente principal de vitamina D en un 90%, mientras que el 10% restante procede de la dieta. Aunque no podamos salir de casa, intenta recibir al menos 15 minutos al día de exposición de luz solar directa ya que, según un estudio[2], la vitamina D participa en la regulación del sistema inmunológico. De esta forma, se ha comprobado la asociación entre el déficit de vitamina D y muchas enfermedades agudas y/o crónicas, incluyendo alteraciones en el metabolismo del calcio, la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y enfermedades infecciosas. Otros estudios lo confirman y asocian también la deficiencia de vitamina D con infecciones de pulmón, mientras que un aumento de estos niveles puede mejorar estas funciones pulmonares[3].

Relájate

Aunque la actual situación nos hace estar muy conectados a la actualidad, nuestro cerebro también necesita descansar. Además, no poder salir a la calle puede provocar sensación de ahogo en personas de todas las edades. Mantenernos relajados nos permitirá evitar situaciones de estrés que pueden afectar negativamente al sistema inmunológico.[4] Hacer ejercicios de relajación, leer o pintar nos permitirá desconectar de las noticias y reducir nuestros niveles de estrés, ayudando así a reforzar nuestro sistema inmune.

Descansa

Dormir 8 horas al día ayuda a nuestro cuerpo a reponer energía. Además, según un informe, el sueño ejerce de importante regulador del sistema inmune, ya que durante el sueño se llevan a cabo las funciones necesarias para mantener su equilibrio[5]. Además, durante el sueño los más pequeños liberan la hormona del crecimiento en mayores cantidades, y también asimilan lo aprendido durante el día.

La toma de compuestos alimenticios puede ayudar a reforzar las defensas

En aquellas circunstancias en las que queremos prevenir posibles infecciones o necesitamos reforzar las defensas naturales del organismo puede resultar de utilidad la toma de compuestos naturales, ya que si nuestro sistema inmune se debilita pueden aparecer infecciones recurrentes y tener mayor sensibilidad frente a virus, bacterias, alérgenos y otros agentes.

Imunoglukan P4H de Laboratorios Ordesa es un complemento alimenticio que ayuda a la función normal del sistema inmunitario gracias a su contenido en vitamina C. Además, contiene Imunoglukan, compuesto vegetal 100% de origen natural del grupo de los betaglucanos extraído mediante un exclusivo proceso patentado de la seta Pleurotus ostreatus, llamada comúnmente gírgola o seta de cardo.

La toma de Imunoglukan P4H es muy recomendable en otoño y primavera, cuando los cambios de tiempo favorecen la aparición de resfriados e infecciones respiratorias.

[1] http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2174-51452015000400008
[2] http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1889-836X2014000500001
[3] https://www.frontiersin.org/research-topics/9039/immune-modulatory-effects-of-vitamin-d
[4] http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-02892007000200001
[5] http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2448-91902018000200160

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »