REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

Después de 40 días en casa, los niños vuelven a exponerse al sol. Ahora más que nunca, su delicada piel necesita PROTECCIÓN

Este domingo, 27 de abril, comienza la tan esperada desescalada del confinamiento, que empezó el pasado 15 de marzo. Tras más de 40 días en casa, los niños ya podrán salir a la calle, dar paseos, jugar al balón o ir en bicicleta o monopatín un máximo de una hora al día y hasta un radio de un kilómetro alrededor de casa. Un primer contacto con el exterior para el que se aconseja tomar algunas precauciones.

Durante estas últimas siete semanas, los más pequeños apenas han visto la luz del sol a través de la ventana, el balcón, la terraza o el jardín, los más afortunados. Su piel aún no está preparada para exponerse demasiado al sol primaveral. Lo habitual es que en marzo y abril la piel vaya adquiriendo melanina y así se proteja para el sol de los meses más cálidos. De hecho, en abril los rayos del sol ya son lo suficientemente fuertes como para tomar las mismas precauciones que en agosto.

Por eso, es importante seguir algunos consejos para no quemarse como aplicarse crema de alta protección, utilizar gafas de sol y evitar las horas centrales del día, ya que la incidencia del sol no tiene que ver con la temperatura ambiental.

“Es recomendable utilizar protección solar adaptada a los niños y bebés, con un factor de protección alto, de amplio espectro, que proteja frente a todos los rayos, y aplicar estas medidas de protección aunque esté nublado, ya que la incidencia de los rayos UVA puede seguir siendo alta. Y esto unido a la sensibilidad de la piel en primavera, y más tras el confinamiento, puede ser un cóctel explosivo”, explica Marinesa Meca, responsable de formación de Laboratorios SVR.

Los niños, más vulnerables a los rayos solares

Y es que mucho se ha hablado estos días que el sol contribuye a la formación de la vitamina D, pero no hay que exponerse en exceso. La piel de los niños, seis veces más fina que la de un adulto, no produce tanta cantidad de melanina, transpiración o defensas, lo que les hace más vulnerables a los rayos solares y a la absorción de las sustancias químicas que contienen algunas cremas solares infantiles.

El laboratorio dermatológico SVR, que desarrolla sus fórmulas con la mayor concentración de ingredientes activos, ha creado la gama Sun Secure, apta para toda la familia, que protege antes, durante y después de la exposición solar y asegura la protección del 100% de los rayos*: UVB, UVA, Luz Visible e Infrarrojo. Además, sus productos cuentan con distintas texturas (spray, leche y bruma) para satisfacer los gustos de toda la familia.

La fórmula de los solares Sun Secure garantiza una máxima tolerancia debido a que contiene 0% de parabenos y es 100% libre de alérgenos. Y su uso está indicado tanto para bebés como adultos.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »