REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

¿Dolores recurrentes de cabeza y cervicales? Puede que la causa esté en tu boca

En el 90% de los casos se trata de una disfunción neuromuscular que hace que los músculos de la mandíbula se contraigan de forma constante y sostenida, produciendo su cansancio y posterior contractura dolorosa.

El bruxismo es un trastorno más común de lo que parece a simple vista cuyas consecuencias -muchas veces- quedan camufladas bajo la apariencia de otras dolencias. A grandes rasgos, consiste en apretar, desplazar hacia los lados y/o rechinar los dientes de forma inconsciente.
Según informa Vitaldent, los dolores recurrentes de cabeza y cervicales, así como de oídos, hombros o mandíbula, pueden ser consecuencia directa de este hábito perjudicial realizado de manera inconsciente por un alto porcentaje de la población.
El bruxismo puede provocar además disminución de la apertura bucal, cansancio rápido de los músculos de la masticación e insomnio, así como desgaste excesivo del esmalte.
Según explica el Director Médico de Vitaldent, Gustavo Camañas, “este hábito de apretar, desplazar hacia los lados o rechinar los dientes, suele relacionarse con situaciones de ansiedad y estrés a las que nos enfrentamos en nuestro día a día y que se reflejan mientras dormimos”. Y es que aunque este hábito suele manifestarse con mayor frecuencia en los periodos de sueño (bruxismo nocturno), también se dan casos en los que se produce en estados de consciencia (bruxismo diurno).

¿Cuáles son las principales consecuencias a nivel dental?

Las consecuencias de este problema, sobre todo en casos muy avanzados, es un desgaste dental muy intenso, que se aprecia especialmente en el borde de los dientes, donde el esmalte aparece como “gastado”. Aparte de esta consecuencia estética, son otros los problemas derivados como la fractura de las piezas dentales, sensibilidad dental e, incluso, retracción gingival.

¿Tiene solución?

El Doctor Camañas asegura que el tratamiento es sencillo, “lo primero que tenemos que hacer es diagnosticarlo y actuar sobre los efectos y no sobre las causas, ya que éstas al ser de origen psico-emocional deben ser tratadas por un psicólogo. Desde el punto de vista odontológico, lo ideal es que el paciente utilice una férula de descarga durante la vigilia nocturna que evitará esa fricción de los dientes, y en consecuencia, paliará los dolores de cabeza, oídos y mandíbula”.
Así, además de la utilización de la férula de descarga, los expertos de Vitaldent recomiendan:
Intentar relajarse unos 60 a 90 minutos antes de dormir.
Mantenerse en buena forma física, aunque moderar el ejercicio físico extremo pasadas las 18.00 horas.
Evitar tomar bebidas alcohólicas o excitantes, como el té, el café o comidas copiosas durante las 3 horas previas a acostarse.
No fumar pasadas las 19.00 horas.
Mantener la temperatura del dormitorio a unos 18ºC.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »