REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Actualidad

Glaucoma: Prevenir la segunda causa de ceguera del mundo

Oftalmólogos advierten la importancia de una detección precoz

ojos gotasEl glaucoma, segunda causa de ceguera irreversible,  celebra hoy su día mundial y merece la pena destacar algunos datos abrumadores: afecta a más de 70 millones de personas en el mundo, de los cuales un 10% son ciegos. Los oftalmólogos han aprovechado para recordar que es posible paliar sus efectos si se detecta a tiempo. La Organización Mundial de la Salud cifra en un 3% de la población mundial los afectados de esta enfermedad. ¿La mejor prevención? Revisiones para frenar su desarrollo, que suele iniciarse pasados los 45 años.

¿Qué es el glaucoma?

Se trata de una enfermedad ocular crónica que conlleva una pérdida de visión progresiva e irreversible, y que en la mayoría de los casos consiste en una disminución del drenaje acuoso del globo ocular. Al acumularse este líquido, hay un aumento de la presión en el interior del ojo que daña al nervio óptico, lo que lleva a una pérdida de visión, dando lugar a lo que los oftalmólogos llaman «visión en tubo».

Los expertos insisten en que el mejor tratamiento contra el glaucoma es la detención precoz, por lo que recomiendan realizar revisiones periódicas a los colectivos de más riesgo, como las personas con más de 45 años.

El glaucoma,es una enfermedad que hasta fases avanzadas, no presenta síntomas muy evidentes. Los pacientes no perciben cambios en su visión hasta en fases ya muy avanzadas. por ello la mejor solución es detectarlo a tiempo para prevenir su desarrollo, realizando revisiones periódicas. Sin el tratamiento adecuado, el glaucoma puede ocasionar ceguera, pero con la detección temprana y el tratamiento adecuado se puede preservar la visión. Es una enfermedad que cada día afecta a un mayor número de personas y que es más frecuente a medida que aumenta la edad.

Tratamiento

Actualmente, existen diferentes terapias para tratar el glaucoma y que ayudan a paliar su avance. Pero hay que ser realista: el glaucoma no mejora, tan solo podemos detener que vaya a más y los síntomas avancen.  Según la fase de la enfermedad, el tratamiento recomendado variará. Aunque la presión ocular es solo una de las causas del glaucoma, reducir esta presión es el tratamiento más usado a base de colirios. Para casos más agudos, también puede ser útil el tratamiento con láser. Si a pesar de todo ello, el glaucoma sigue progresando, algunos profesionales recomiendan el tratamiento quirúrgico, con técnicas muy avanzadas que se han desarrollado en los últimos años. 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »