REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Belleza

Glycosal Pell el aliado para una piel perfecta

¿PARA QUIÉN ESTÁ INDICADO?

Está indicado para tratar arrugas prematuras, flacidez, aspereza, sequedad y cambios en la pigmentación como el melaza o “manchas de embarazo”
, tono apagado a causa del tabaco y/o la contaminación, acné retencional y cicatrices superficiales. Tratamiento de la queratosis pilaris o “piel de pollo” de los brazos, las piernas y la espalda. Es idóneo para mejorar los signos de la edad en la piel masculina y para tratar la pseudofoliculitis de la barba o “pelos enconados”.

INGREDIENTES

• Ácido glicólico: ácido de pequeño tamaño que ayuda a eliminar las capas superficiales de la piel, estimulando la renovación de la epidermis que renace más flexible.

Ácido salicílico: ácido de acción queratolítica.

Ácido hialurónico de bajo peso molecular: capaz de penetrar a través de la epidermis y generar un efecto rellenador de las arrugas, además de provocar un efecto hidratante
y reparador.

TRUCOS Y RECOMENDACIONES

Es muy recomendable su utilización al menos 1 vez a la semana, simplemente para ayudar a renovar las capas más externas de la piel
y conseguir mejorar nuestra luminosidad y tersura. Advertencias: Al aplicar Glycosal peel puedes notar un cierto cosquilleo, en el caso de que sea una sensación muy fuerte, deberás retirar de la zona el producto con un algodón embebido en agua. Después de aplicar Glycosal peel puede sentir la piel ligeramente tirante y una leve sensación de anestesia superficial. Estas molestias desaparecen espontáneamente en 30 minutos. Es recomendable la utilización de un protector solar y no acudir al sol al menos en los dos siguientes días a su realización Precauciones: no se debe realizar en caso de aftas bucales (o “calenturas”), si estás utilizando un tratamientos con ácido retinoico, en caso de tener la piel irritada o que sea muy sensible, tampoco después de realizar la depilación con cera o tras la realización de un tratamiento láser.

Sí se puede aplicar en las siguientes situaciones: – aftas bucales: 4-6 semanas después de que estén curadas.
– infiltraciones de toxina botulínica:

1-2 semanas después.
– infiltraciones de colágeno:

2 semanas antes o después.
– láser: 8 semanas después.
– depilación con cera: 3 semanas después.

¿CÓMO SE USA?

Sobre la piel limpia, extender con
los dedos sobre la zona a tratar, evitando mucosas y párpado superior (se puede utilizar en la zona de la ojera y patas de gallo, cuidando que no entre los ojos).

Tiempo de exposición: para las primeras aplicaciones, empezar por 5 minutos e ir espaciando los tiempos hasta 30 minutos. Neutralizar con agua (pasar un algodón humedecido en agua o enjuagar con agua). Puedes repetir esta operación, salvo prescripción, máximo 2 veces/semana.

¿CUÁNTO DURA?

Si lo usas 1 vez/día: 1 mes y medio.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »