REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Belleza

Hongos en las uñas: cómo tratarlo y prevenirlo

Especialmente en verano, hay que tener cuidado con las baldosas de las piscinas o el uso excesivo de sandalias, la onicomicosis es mucho más frecuente en esta época del año que en otras. Aunque puede darse en las uñas de las manos, es más habitual en las de los pies, una infección producida por hongos cuyos principales factores de riesgo son el envejecimiento, la humedad, el calor, la predisposición genética o sufrir enfermedades de la piel como la tiña, la psoriasis o el pie de atleta.

Cuáles son los síntomas y cómo prevenirlo

La onicomicosis se manifiesta por un cambio de color o de forma en una uña, generalmente la del dedo gordo del pie. Lo más habitual es que la uña se torne amarillenta y se engruese, aunque también puede presentar un aspecto blanquecino y una estructura frágil, quebradiza o deformada. Puesto que la infección no genera dolor inicialmente, los pacientes suelen tardar en acudir al médico y cuando lo hacen, la onicomicosis se ha extendido a las uñas del resto de dedos. Por eso, hay que acudir al especialista cuando se detectan los primeros síntomas y se percibe un cambio en la apariencia de alguna uña. Cuanto más se tarda en tratar la onicomicosis, más riesgo hay de que la infección se extienda y aparezca dolor que incluso se puede llegar a cronificar.

Como en todo, la prevención es la mejor medicina, así que antes de tener que curar, lo mejor es anticiparnos y tratar de evitar el contagio en la medida de lo posible:

  • Mantén cortas las uñas de los pies para evitar que se acumulen bacterias que deriven en la infección por hongos.
  • Usa calzado transpirablepara evitar la sudoración excesiva, sobre todo ahora en verano. Y cuando puedas, airea los pies, para que estén secos lo máximo posible.
  • Utiliza calcetines de algodóny cámbialos a menudo para evitar que acumulen humedad. 
  • Cuidado en las duchas públicas, usa siempre chancletas o calzado que aísle los pies del contacto directo con el suelo. Esta misma medida aplícala cuando vayas a la piscina. Los bordillos suelen estar húmedos, por lo que aumenta el riesgo de contraer onicomicosis.
  • Cuida tu bienestar, la mala alimentación y el estrés debilitan el sistema inmunológico, por lo que es más fácil que te infectes por hongos.
  • No compartas tu toallade baño ni tu calzado con nadie.

Tratamientos, fármacos y cosmética antifúngica

Aparte de la intervención quirúrgica, que está reservada para casos muy puntuales en los que es necesario extirpar la uña, actualmente los mejores tratamientos para curar la onicomicosis son tres: cremas, fármacos y láser. Los antifúngicos tópicos son uno de los tratamientos tradicionales para curar esta enfermedad. Sin embargo, la duración de la pauta es muy larga (varios meses), por lo que resulta una técnica incómoda y latosa. Además, dependiendo del grado de infección de la onicomicosis, la eficacia puede llegar a no ser la esperada y son frecuentes las recaídas.

Una de las firmas cosméticas que cuenta con productos específicos para el tratamiento de los hongos es ORLY, con su serum Fungus MD extrafuerte, un aliado fungicida que los elimina así como a las bacterias, indicado para el pie de atleta, con un ingrediente antimicótico tópico aprobado por la FDA. Con su higiénico y práctico gotero, elimina el problema de raíz aplicando dos veces al día. En el caso de los fármacos, nos encontramos con un inconveniente: la duración de su administración, puesto que para que sea eficaz hay que tomarlos durante 4 o 6 meses. Por otro lado, al tratarse de químicos, existen posibles efectos adversos y hay personas que no pueden tomarlos por motivos de salud.

La tercera opción es el tratamiento por medio de láser, que es indoloro, seguro y eficaz. Consiste en la aplicación de calor por medio de láser en la zona afectada. El efecto térmico del láser penetra en la uña y debilita y elimina los hongos que han provocado la infección: “Tan solo son necesarias tres o cuatro sesiones para acabar con esta infección, a diferencia de los largos periodos de tratamiento que exigen las alternativas. El tratamiento láser para onicomicosis es una opción muy interesante tanto para el médico como para el paciente, porque no tiene efectos secundarios y no requiere tiempo de recuperación” – nos cuenta el Dr. Mario Arques, de Arques Clinic (Puerto Banús, Marbella). Además, no solo no es invasivo, también es rápido y sencillo, pudiendo retomar inmediatamente la vida diaria o evitando estar pendiente del tratamiento durante meses con el riesgo de abandono o mala administración por olvidos: “La tecnología del láser Fotona actúa sobre los tejidos de la piel y estimula la producción de colágeno natural, por lo que se potencian los mecanismos de regeneración del propio cuerpo sin necesidad de administrar química ni realizar incisiones quirúrgicas” – explica el Dr. Arques.

www.premiumlacquer.es

www.arquesclinic.com

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »