REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Belleza

La Cornisa Cantábrica atesora la mayor concentración de reservas de la biosfera del mundo, y en ella nacen las fórmulas de Albalab

 

Ni en algún rincón perdido del continente africano, ni en la refinada Provenza, ni en las alturas alpinas. La mayor riqueza de reservas de la biosfera a nivel global está en la Cornisa Cantábrica. Concretamente en los bosques leoneses. Es allí donde, tras más de treinta y cinco años al frente de su farmacia, Pilar Pérez creó en 2019 un laboratorio independiente donde desarrollar una línea de cosmética orgánica propia: Albalab Bio.
Formada en fitoterapia, homeopatía, dermocosmética y cosmetología, entre otras especialidades, la pasión de esta emprendedora enamorada de su tierra siempre han sido los productos capaces de restaurar no solo la piel, sino también el equilibro emocional. “Van intrínsecamente unidos, es importante encontrarse bien a nivel interno para irradiar un buen aspecto”. Desde el principio su propósito fue utilizar productos naturales ecológicos y evitar así la presencia de sustancias nocivas. Pero Pilar quiso darle una vuelta de tuerca y hacer que sus cosméticos fueran no solo sostenibles y green, sino también altamente eficaces. “Combino los ingredientes bio con principios activos de eficacia probada a nivel clínico, aquellos que la piel necesita para estar joven y sana, como la vitamina C, el ácido ferúlico o el retinol”.


Un oasis de vegetación


La Robla, un pueblecito al norte de la provincia, pertenece al Valle del Alba, inmerso en la Cornisa Cantábrica, un oasis de vegetación con unas características especiales debido a la altitud y clima, con especies autóctonas de principios activos muy potentes y grandes bosques de abedules. “Mi intención es utilizar el mayor número posible de plantas de esta zona para aprovechar sus características y fomentar el desarrollo sostenible de la zona”. Otros de sus propósitos es utilizar la tecnología más avanzada para conseguir ingredientes con una acción más eficaz. “Hacemos nuestros propios extractos para obtener en frio la mayor concentración posible de principios activos (vitaminas, fitoesteroles…etc.) y para ello rompemos las paredes celulares con técnicas innovadoras; también hacemos liposomas de vitaminas con fosfolípidos puros, consiguiendo de esta manera que el activo penetre mejor en la piel y se refuerce la barrera cutánea”. Además, la elección del cristal violeta en los envases de los productos favorece su conservación.


Savia pura de abedul, el nuevo retinol natural


Aparte de la riqueza en romero y lavanda, la Cornisa Cantábrica es famosa por sus abedules;  su savia pura, que sube en primavera y se puede extraer sin perjudicar al árbol, es un tesoro para el cutis: mejora la circulación sanguínea por su contenido en vitamina A, favorece la hidratación, trata las manchas y ayuda a la regeneración celular gracias a su contenido en vitamina B3 y C: mejora la textura de la piel y ayuda a protegerla, regulando a su vez el equilibrio hidrolipídico. Algo así como el nuevo retinol natural, pero sin los efectos irritantes que en ocasiones este derivado de la vitamina A añade.
 “También usamos extracto de Kuzu, de propiedades nutritivas, antioxidantes, antiglicación y calmantes sobre el sistema nervioso: previene la aparición de arrugas, inhibe la degradación de la elastina y favorece el equilibrio del microbioma de la piel mejorando la piel grasa con tendencia acneica”. En Albalab combinan los extractos de cola de caballo y romero con el monometylsilanetriol para que la asimilación del silicio por la piel sea más efectiva, ya que este mineral estimula la producción de fibras de colágeno y elastina reforzando la capa dérmica y consiguiendo una piel más lisa y luminosa.
Y mientras investiga nuevos extractos, la cosmetóloga y farmacéutica apuesta también por el ácido ferúlico, potente antioxidante que previene el envejecimiento y las manchas; el ácido hialurónico, capaz de retener hasta 20 veces su peso en agua; el láctico, exfoliante y renovador celular; la azeloglicina, a partir del ácido azelaico (presente en el trigo, el centeno y la cebada) y de la glicina, aminoácido presente en el colágeno; el calmante bisabolol y activos clásicos y con aval científico como la vitaminas A, B3, C y E, todo ello combinado con extractos y  aceites vegetales así como aceites esenciales.
Todas las necesidades cutáneas para una piel sana, hidratada y joven están cubiertas con la línea de productos de Albalab Bio como los Serum de Ilumina, Renueva, Calma y Equilibra y las cremas de Hidrata y Regenera que se combinan con las Lociones Revitaliza y Protege consiguiendo una piel radiante, restaurando su equilibrio, aportando nutrientes naturales y minimizando el deterioro natural por el paso del tiempo.

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »