REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Actualidad

LA GINÉCOLOGA SHEILA ARGÜELLES ADVIERTE DE LOS PROBLEMAS QUE PUEDEN CAUSAR EN LA ZONA ÍNTIMA. 

 

¿Cómo podemos conseguir que el deporte no afecte a la salud íntima? La ginecóloga Sheila Argüelles, del Hospital Sanitas La Moraleja, nos desvela algunas de las claves a tener en cuenta a la hora de cuidar la zona íntima, de la mano de Chilly, la marca de higiene íntima líder en España.

 

MORFOLOGÍA DE LA ZONA

Por su complejidad puede llevar a confusión. “Cuando hablamos de higiene íntima aludimos a la higiene de la zona genital externa: vulva y vagina. La zona genital interna se autolimpia, por lo que solo en condiciones especiales, cuando existe alguna patología y con la prescripción de un ginecólogo, se debe hacer algo distinto”.

AFECCIONES MÁS COMUNES EN LA ZONA ÍNTIMA

El cuidado íntimo no es un tema muy tratado hasta el momento en el que aparece algún tipo de problema y es que, dado su contacto diario en consulta, la doctora asegura que “hasta un 20% de las consultas diarias en ginecología tienen que ver con vulvovaginitis: inflamación, picor y escozor de la zona genital externa”.

CHILLY-PROTECT-POCKET

CAUSANTES DE LA VULVOVAGINITIS

El causante de estas afecciones no es otro que una alteración en el flujo, medio que defiende la zona íntima mediante una flora vaginal que genera ácido láctico. Este ácido láctico, que produce un pH ácido de entre 4,5 o 5, defiende la vagina de infecciones.

Entonces, ¿Qué factores alteran este delicado equilibrio? Sheila cuenta algunos factores relativos a hábitos, entre ellos, la práctica de determinados deportes. La equitación o el ciclismo pueden provocar vulvovaginitis no infecciosa que se ocasiona por el aumento de fricción en la zona genital. Por otro lado, la natación puede causar la vulvovaginitis candidiásica por el aumento de la humedad vaginal. La doctora Argüelles da unos tips para aquellas personas que practiquen estos deportes:

 Utilizar fibras naturales, preferiblemente de algodón.

 

 No usar ropa muy ajustada para que favorezca la aireación.

 

 Cambiarnos de ropa después de hacer ejercicio para evitar la humedad.

 

 No lavar en exceso la zona genital, una frecuencia normal sería una o dos veces al día.

 

LA IMPORTANCIA DE LA HIGIENE ÍNTIMA COMO MÉTODO DE PREVENCIÓN

A estos consejos que nos da la doctora para evitar cualquier infección, se añade la importancia de “utilizar productos que sean suaves, que respeten el mecanismo de defensa que tiene la zona vaginal, que es el pH ácido, y que no resequen excesivamente”. Los geles de higiene íntima, como los de Chilly, son productos que cumplen con las necesidades específicas de la zona.

Sheila reconoce que “muchas de las pacientes entienden que un producto para la higiene genital es para determinados momentos: si tienes picor, molestias, la regla, etc. pero no para utilizar como parte de un aseo diario”.

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »