REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


HIGIENE

La higiene bucal como medida preventiva en tus hábitos diarios

Son muchas las enfermedades de las vías respiratorias, como los resfriados o la gripe, que se propagan de persona a persona a través de las gotas que salen despedidas cuando una persona infectada tose, estornuda o exhala. En este sentido es recomendable poner en marcha medidas preventivas de higiene bucal que nos ayuden a reducir el riesgo de enfermedades y así mantener la cavidad bucal en óptimas condiciones de salud.

Una buena salud general empieza por una buena salud bucal. Por ello, ¿qué medidas preventivas debemos adoptar? A continuación, recomendamos unos consejos prácticos para que puedas incluirlos en tu rutina de higiene diaria:

 

CEPILLADO DENTAL: realiza el cepillado y enjuague bucal 2 o 3 veces al día

Para evitar el crecimiento de patógenos en los filamentos de nuestro cepillo dental, especialmente en ambientes húmedos y poco aireados1, recomendamos:

-Después del cepillado aclarar bien el cepillo y eliminar el exceso de agua.

-Utilizar siempre cepillos con capuchón con aireación que proteja el cabezal y sus filamentos y que minimice un ambiente húmedo.

-Guardar el cepillo dental en posición vertical para facilitar su secado e impedir su contaminación.

-Evitar el contacto entre cepillos para disminuir una contaminación cruzada.

-Cambiar el cepillo dental o cabezal en caso de cepillos eléctricos, después de un proceso infeccioso para evitar el contagio o recaída.

PASTAS Y COLUTORIOS: la importancia de los antisépticos 

El uso de pastas y colutorios con principios activos antisépticos nos ayudan a controlar los microorganismos de la cavidad bucal.

 

 

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »