REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

Las pulseras de actividad son muy útiles para la monitorización de la frecuencia cardiaca y de la actividad física en programas de rehabilitación cardíaca

Garmin entrevista a la Dra. Erika Rezola Arcelus, especialista en Cardiología Pediátrica, quien analiza las principales conclusiones del estudio que ha llevado a cabo con pacientes afectos de Cardiopatías Congénitas complejas con edades comprendidas entre 9 y 17 años.

En concreto, se ha realizado un entrenamiento hospitalario durante un periodo de 8 a 12 semanas, dos tardes por semana. En él, los pacientes aprendieron a entrenarse en su intervalo de frecuencia cardíaca de seguridad, un dato obtenido previamente mediante ergoespirometría. Durante la fase hospitalaria, se controlaba la frecuencia cardíaca (FC) mediante registro continuo de electrocardiograma (ECG) comprobando su buena correlación con la frecuencia cardiaca (FC) determinada mediante las pulseras de actividad Garmin vívosmart.

Posteriormente, se ha continuado el estudio con un entrenamiento extrahospitalario en el que han sido monitorizados mediante la pulsera vívosmart 3 o vívosmart 4, volcando los datos obtenidos a la aplicación Garmin Connect. En este sentido, la información sobre frecuencia cardíaca ha resultado fundamental y, en algunos casos, también se han empleado los datos de saturación de oxígeno en sangre, que se obtiene mediante la función de pulsioximetría.

Garmin: ¿Para qué tipo de enfermedades y pacientes es adecuada la monitorización con pulseras de actividad?

Dra. Erika Rezola: En nuestro caso, hemos empleado las pulseras de actividad Vivosmart 3 o 4 de Garmin para monitorizar la actividad física de niños y adolescentes de entre 9 y 17 años con antecedente de cardiopatía congénita, habiendo requerido uno o varios procedimientos de cirugía cardíaca y/o hemodinámica, con lesiones residuales hemodinámicamente significativas que han condicionado una restricción de su actividad física, bien por parte de familiares, profesores, médicos o ellos mismos con una limitación de su capacidad funcional determinada mediante cicloergoepirometría.

¿Cuáles son las funciones más empleadas en estos casos?

Las funciones más empleadas han sido monitorizar el número de pasos diarios, los minutos de actividad física moderada-intensa a la semana, el tipo de actividad física realizada, la FC máxima y media alcanzada durante el ejercicio físico y, en casos puntuales, la monitorización de la saturación de oxígeno desoxihemoglobina (Hb) durante el ejercicio físico.

Si tuviera que destacar una prestación en base al valor de los datos recogidos y aportados de cara a fines médicos, ¿cuál sería?

Sobre todo, la monitorización de la FC para que cada paciente pueda entrenarse en el rango de FC marcado por parte de su médico.

¿Cuáles son las conclusiones más importantes del estudio?

En nuestro caso, hemos empleado las pulseras de actividad para la monitorización de la FC de los pacientes durante un programa de rehabilitación cardíaca hospitalario de 8 semanas de duración, con 2 sesiones de 1 hora por semana, para que aprendieran su manejo y comprobar la correlación de las determinaciones de FC de las pulseras de actividad con la determinada mediante registro de ECG.

Posteriormente, los pacientes han utilizado las pulseras de actividad durante las 8 semanas siguientes, completando el programa de rehabilitación cardíaca extrahospitalaria, con control de FC en el rango médico determinado para su entrenamiento adecuado y seguro.

Al final de las 16 semanas del entrenamiento, concluimos que los pacientes se familiarizan rápidamente con el uso de las pulseras y la aplicación Garmin Connect, con la tranquilidad de entrenar en intervalos de FC seguros que les permitan mejorar su capacidad funcional. Además, con el seguimiento del nivel de actividad de los pacientes a través de la aplicación Garmin Connect, hemos comprobado la adherencia de los pacientes al plan de entrenamiento propuesto y realizado a nivel hospitalario, durante la fase de entrenamiento extrahospitalario. 

¿Recomendaría el uso de estas herramientas en otras áreas médicas o en estudios similares?

Las pulseras de actividad son muy útiles para la monitorización de la FC y de la actividad física en programas de rehabilitación cardíaca que, a día de hoy en Pediatría, sobre todo están destinados a niños y jóvenes con antecedente de cardiopatía congénita compleja, pero que son sin duda extensibles a pacientes pediátricos con otras patologías crónicas (niños oncológicos, patología pulmonar, articular, obesidad…).

Toda la información de Garmin

Para obtener más información sobre las características, precios y disponibilidad de todos sus productos, así como de sus acciones y patrocinios, visite los sitios web https://www.garmin.com/es-ES/, https://www.garmin.com/es-ES/blog/, https://twitter.com/Garmin_Iberia/, https://www.instagram.com/garmin_iberia/,  y https://www.facebook.com/GarminIberia

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »