REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Actualidad

LLegan los caramelos alcalinizantes, adiós a la caries para siempre

El cepillado y el hilo dental no eliminan todas las bacterias. La caries es con diferencia la enfermedad infecciosa más común de los dientes. Las bacterias que la producen viven y se alimentan en un ambiente ácido provocado por alimentos como el azúcar, la harina blanca, la leche, los huevos o la carne. Además, a causa de la alimentación de hoy en día que se basa, sobre todo, en comida industrial

y refinada, el cuerpo no recibe los minerales suficientes para que pueda compensar el exceso de ácidos y, por lo tanto, debemos tomar medidas que ayuden a luchar contra los agentes productores de caries. Por eso es muy importante el cuidado correcto de los dientes, para prevenir desde el principio y mantenerlos sanos. Para una correcta higiene dental, es imprescindible eliminar los restos de alimentos de los espacios interdentales y para eso no basta con el cepillado de los dientes. También es recomendado utilizar el hilo dental, porque con él se llega mejor a los espacios interdentales, pero sigue siendo insuficiente.

¿Cómo podemos perfeccionar la higiene dental? Mientras que el pH de la boca sea ácido, las bacterias de la caries proliferan. El cuerpo no puede mineralizar

los dientes y las encías correctamente porque necesita los minerales de los alimentos para neutralizar los ácidos, tenemos que ayudar a la boca para que las

bacterias de la caries se eliminen tras el cepillado, y eso lo hace el azúcar de abedul.

Diversos estudios lo demuestran. Diferentes estudios demuestran que el azúcar de abedul es un alimento alcalinizante y que al consumirlo, las bacterias de la caries disminuyen. Los dientes y las encías están protegidos y la formación de la caries está bloqueada. En este ambiente alcalino el organismo pude mineralizar los dientes y las encías.

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »