REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Alimentación

Los cereales integrales, una fuente importante de compuestos beneficiosos para la salud

Diversos estudios científicos asocian el consumo de cereales integrales con una reducción del riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, diabetes de tipo 2, obesidad y algunos tipos de cáncer. Por ello, los expertos en nutrición aconsejan, cada vez más, incrementar el consumo de estos alimentos debido a los efectos beneficiosos que ejercen en nuestra salud.

En este sentido, tradicionalmente, el contenido en fibra, vitaminas y minerales de los cereales integrales han sido señalados como los principales responsables de los efectos saludables de estos alimentos, no obstante, estudios recientes han puesto de relieve la presencia en ellos de otros componentes “no nutrientes” que también parecen ejercer un efecto destacado en el mantenimiento de la salud.

Estos compuestos, a los cuales se les ha otorgado la denominación de “fitoquímicos”, por su presencia de forma exclusiva en alimentos de origen vegetal, y que se han definido como “los compuestos, constituyentes de alimentos vegetales, que no son nutrientes y que pueden proporcionar al alimento unas propiedades fisiológicas que van más allá de las nutricionales propiamente dichas”, son un grupo muy numeroso de sustancias, entre las que destacan diversos compuestos como carotenoides, esteroles o compuestos fenólicos.

Se trata, por  tanto, de compuestos que sin ser nutrientes pueden actuar de forma favorable en el mantenimiento de la salud frenando los efectos de los impactos ambientales negativos y la edad, y ejerciendo, de este modo, un papel importante en la prevención de diversas enfermedades crónicas.

En concreto, el efecto beneficioso que ejercen estas sustancias en nuestro organismo se lleva a cabo a través de diferentes mecanismos, siendo su elevada actividad antioxidante una de las más importantes.

Cereales integrales y pan
En los últimos años se ha demostrado que los cereales integrales constituyen fuentes importantes de estos compuestos, especialmente de compuestos fenólicos, carotenoides, lignanos, fitoesteroles o tocoles, entre otros, y por lo tanto, aportan amplios beneficios para la salud.

Un estudio reciente publicado en la revista Journal of Cereal Science en el presente año, revela la presencia de una gran cantidad de estos compuestos, como los alkilresorcinoles,  benzoxazinoides, lignanos, ácidos fenólicos, esteroles y tocoles, en el grano de trigo entero y de centeno, dos de los cereales más utilizados para la fabricación de pan.

Asimismo, el estudio destaca que estos componentes tienen amplias implicaciones en la salud, entre las que se incluyen sus propiedades antioxidantes y anticarcinogénicas, o la reducción de los niveles de colesterol sérico, entre otras.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »