REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

Los Supervivientes del Cáncer necesitan más apoyo en el ámbito emocional, social, laboral, y económico

Los supervivientes del cáncer necesitan más apoyo social, laboral y económico así como la necesidad de dar sentido a su experiencia cuando se les indica que ya pueden rehacer su vida y han cruzado la delgada línea de ser pacientes a pasar a considerarse supervivientes.

Así lo refleja el estudio elaborado por la Federación Catalana de Entidades contra el Cáncer (FECEC), con el soporte del Plan Director de Oncología de Cataluña y el apoyo en su difusión de Accord Healthcare, compañía farmacéutica fabricante de fármacos genéricos antioncológicos de alta gama y comprometida con diversas acciones de Responsabilidad Social Corporativa destinadas a luchar contra el cáncer. Y cuyas conclusiones se presentan  coincidiendo con el Día Nacional del Superviviente del Cáncer.

Magnitud del fenómeno: Los supervivientes en cifras

El estudio incluye una cuantificación del fenómeno que refleja que el número de personas que sobreviven a un cáncer va en aumento de año en año. Según las últimas estimaciones, en el mundo habría 28,8 millones de personas supervivientes de un cáncer. En Cataluña, habría en estos momentos 107.778 personas mayores de 14 años conviviendo con un diagnóstico de cáncer realizado durante los cinco años previos, esto es, un total de 60.606 hombres y 47.172 mujeres, lo que supondría un incremento anual de supervivientes del cáncer de un 1,7% anual en el caso de los hombres y de un 1,6% en el de las mujeres desde 2012.

Los cánceres con más prevalencia son el de próstata, en el caso de los hombres y el de mama, en el de las mujeres; y varían por grupos de edad, ya que son los hematológicos entre los más jóvenes (de los 15 a los 29 años) y, a partir de los 30 años, también el de próstata entre los varones y el de mama, entre las féminas

Necesidades no cubiertas

El resultado del estudio cualitativo sobre  la vivencia y la experiencia de las personas que han finalizado su tratamiento oncológico indica  que su rol cambia, puesto que necesitan elaborar esta experiencia vital y reorganizar la vida para volver a la «normalidad». La enfermedad y su tratamiento puede dejar secuelas físicas y emocionales. Destacan las dificultades que se encuentran para su reincorporación laboral, que van desde la no renovación del contrato a la imposibilidad de seguir en el mismo puesto por limitaciones físicas o para adaptarse al ritmo de trabajo. Y en el ámbito económico, las trabas para contratar seguros privados o acceder a créditos bancarios solo por el hecho de haber padecido un cáncer.

Pasar del curar al cuidar

El Informe de Supervivientes del Cáncer ha sido revelador del importante papel que desempeñan las asociaciones y federaciones de pacientes, como la FECEC, para promover un modelo integrador de atención a los supervivientes con cáncer. Su situación se caracteriza por problemas de tipo psicosocial y, por lo tanto, hay que desmedicalizar la atención. El enfoque de futuro debe virar de un modelo basado en el “curar” a otro basado en el “cuidar” a estas personas y debe comprender líneas de actuación al servicio de esta filosofía.

Este soporte tiene que ofrecer posibilitar una elaboración emocional de la experiencia vivida así como cubrir unas necesidades operativas concretas: manejo de las secuelas, asesoramiento laboral y económico. Hay que promover cambios sociales que ayuden a la reinserción, mejorando la normativa laboral o actualizando los criterios financieros que se adecuen a la realidad del superviviente. En definitiva, hay que evitar el estigma social, aumentando el conocimiento de la realidad a la que se enfrentan los supervivientes del cáncer.

Según declaraciones del Dr. Ramon Miralles, presidente de la FECEC,  “era necesario tener un estudio de supervivientes en nuestro territorio. Disponer de la cuantificación de supervivientes en Cataluña y qué tipo de necesidades no están cubiertas será de gran utilidad para poder planificar acciones coordinadas con las entidades federadas en el territorio  para mejorar la situación de este colectivo, que es extrapolable a la que sufre en el resto de España”.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »