REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

Melatonina, Vitamina D, equilibrio hormonal e higiene del sueño, claves en el nuevo enfoque post covid de salud preventiva

El coronavirus nos ha traído un nuevo concepto de prevención de la salud, más asociado a un paciente, que, haya estado expuesto o no al virus ha tomado conciencia de la importancia de cuidarse. El paso de la covid19 como fenómeno sanitario global deja, no sólo las lamentables pérdidas humanas y el sufrimiento, sino también necesidades médicas diferentes en cuanto al tratamiento y un enfoque más preventivo de la salud.

Es el que ya han comenzado a trabajar en la Unidad Multidisciplinar para Pacientes Postcovid de Neolife, un centro pionero en España en las técnicas de antienvejecimiento, o como su CEO, Esther Anzola, prefiere que se denomine, en “la gestión médica de la edad”.

Una vez más, vuelven a ser pioneros, ya que las unidades en las que se evalúa el estado físico y se proponen tratamientos específicos para personas que hayan tenido coronavirus se cuentan con los dedos. Es el caso del Hospital Monte Sinaí de Nueva York y la también norteamericana Cleveland Clinic. En Neolife “se valora el estado de salud del paciente en todas sus dimensiones y, además, se propone un plan a largo plazo no sólo para corregir las alteraciones encontradas, sino con el fin de prevenir deterioro y daño futuro, integrándolo en un programa de medicina de manejo de la edad”.

Esta oferta, explican, corresponde a una demanda real, ya que, según Anzola, “aquellos que lo han pasado, se encuentran mal, o, por lo menos, notan que no están como antes de enfermedad durante semanas y semanas después de haber pasado la fase aguda o ya tener una prueba negativa”. A ellos se suman otros a quienes la situación de alarma sanitaria está afectando en la capacidad y manera de hacer todas aquellas cosas que nos mantienen en un buen estado de salud, como hacer ejercicio, socializar o controlar nuestro estrés y esto consecuentemente puede bajar nuestra esperanza de vida”.

A los primeros pacientes, a quienes han pasado la enfermedad, en esta clínica madrileña se les realiza, en primer lugar, un estudio exhaustivo de su estado de salud. Dicho estudio consta de tres partes, una analítica, una investigación de sus antecedentes clínicos y de su estado actual, así como una exploración física.

Las dos últimas pruebas son comunes, mientras que la analítica se personaliza según el grado de afectación del virus en el organismo del paciente: si estuvo ingresado con neumonía bilateral o no, si hizo fenómenos trombóticos, si acabó en UCI, si tiene astenia, si sufre niebla mental, si nota fatiga con el ejercicio…Indicamos pruebas de imagen pulmonar si hay o hubo afectación a ese nivel, test cardíacos de complejidad creciente según los datos disponibles, estudios neurocognitivos, del sueño, etc.”

Con los resultados en la mano, el equipo multidisciplinar analiza el estado inflamatorio y el de los sistemas inmune y cardiorrespiratorio, como elementos de mayor calado, y otros menores como sus niveles hormonales, sus niveles de NAD (una molécula que interviene en el proceso de sintetización de la comida) y el uso de melatonina.

El tratamiento que se indica es interdisciplinar, esto es abarca la rehabilitación, la nutrición y el ejercicio, aunque de manera personalizada, es decir, según cada diagnóstico, puede ser secuencial o realizarse todo la vez.

Para los expertos de Neolife las claves son la reintroducción cuidadosa y observada en el deporte, ya que puede haberse producido afectación inflamatoria y lesión del músculo cardiaco en personas con síntomas como dolor torácico, falta de aire y palpitaciones. El tratamiento fisioterápico, añaden, es fundamental para tratar restricciones de movilidad, alteraciones neurológicas y mejorar la función pulmonar, entre otros.

Además, y en palabras de Anzola, “Por alteraciones importantes a nivel metabólico por la propia enfermedad o por los fármacos usados para su tratamiento en la fase aguda se puede hacer preciso utilizar suplementos específicos o fármacos para salud hepática, perfil glucémico o lipídico”.

En este punto se quiere destacar la relevancia de la melatonina, hormona cuyos efectos benefactores frente a la covid se vienen señalando desde el principio de la pandemia. Sus enormes propiedades como regulador de los ritmos circadianos, descanso, inflamación, estrés oxidativo, protección celular en general y neuronal en particular la hacen un aliado importantísimo en el tratamiento de pacientes postcovid. Pero, desde la clínica advierten: “que no todo el mundo se vaya a la farmacia a comprar melatonina al leer esto, su manejo es mucho más complejo que todo eso y las dosis deben ser muy diferentes a las que el paciente puede conseguir por su cuenta”.

Para estas personas que reciben un ingente flujo de información y no saben bien a qué atenerse desde estas clínicas antiage recomiendan como medida genera un buen aporte de vitaminas, minerales y oligoelementos. Los que más evidencia tienen son Vitamina C, D y el Zinc

En este sentido, la pandemia nos deja algo bueno, por decirlo de alguna manera, y es el interés de una parte de la población antes ajena a la salud preventiva. Esther Anzola confía en que, ahora, cuando ya ha venido repitiendo hasta la saciedad la importancia de vigilar los factores cardiovasculares, cuando se han convertido en un factor de riesgo para el virus, se les haga por fin el caso que merecen.

Pero no sólo eso. Más allá de la nutrición y el deporte adecuados para mantener a raya los indicadores negativos de azúcar y colesterol, la nueva salud nos conmina a vigilar nuestros niveles de vitaminas y el estado de nuestro equilibrio hormonal, además de nuestra higiene del sueño, todo ello enmarcado en la búsqueda del equilibrio orgánico y contra el envejecimiento celular.

Es una de las grandes lecciones que la pandemia nos ha enseñado.

www.neolifeclinic.com

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »