REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Sport

Nutrición e hidratación: dos elementos de gran importancia para la práctica deportiva

La nutrición y la hidratación son dos factores clave para llevar una vida saludable cobran especial importancia cuando practicamos deporte, ya que el gasto energético y de líquidos es mayor. Tanto las funciones vitales en reposo de nuestro metabolismo basal, como aquellas que realizamos a través de la actividad física, requieren de esa energía. En lo que respecta al deporte, todo trabajo corporal está estrechamente ligado a un esfuerzo muscular, que a su vez depende de la energía que proviene de los alimentos que ingerimos. Por tanto, uno de los objetivos de nuestra alimentación es proveer a nuestro organismo de aquella energía que precisamos para compensar el gasto energético, teniendo en cuenta que, en el caso de los deportistas, tendrá que ser superior y estar relacionado con el tipo de deporte que se practique y el tiempo de duración de la actividad.

La importancia de una dieta equilibrada y rica en nutrientes

Llevar una dieta equilibrada nos permite cubrir todas las necesidades tanto de macro como de micro nutrientes, aportándonos la energía suficiente, sin repercutir en una ganancia o pérdida de peso. De hecho, puede ayudarnos a descansar mejor, sentir que tenemos suficiente energía para nuestro día a día, estar de mejor ánimo y, por supuesto, prolongar nuestra esperanza de vida, así como evitar lesiones y la fatiga. Todo esto es de vital importancia a la hora de realizar actividades físicas regularmente. Pero ¿cómo saber qué calorías estamos realmente quemando?

La caloría como unidad de energía

Estar al tanto del gasto de las calorías consumidas es tan sencillo como llevar en la muñeca un dispositivo inteligente que las vaya contabilizando y que tendrá en cuenta, además, otras métricas y parámetros, inherentes a cada uno de nosotros, pero estrechamente relacionadas con nuestro gasto energético. Este es el caso de las pulseras y smartwaches de Garmin, que nos ofrecen el recuento en tiempo real de dos tipos de calorías clave: las activas y las que queman en reposo. A ello, se suma la monitorización de las calorías que se queman mientras dormimos.

Así, las calorías activas son aquellas que se consumen realizando una actividad física. Para contabilizarlas, el dispositivo lleva el cálculo en base al tipo concreto de deporte, el nivel de actividad pasiva. Diversos estudios han demostrado que nuestro cerebro emplea el 20% de la ingesta de calorías diaria, incluso mientras dormimos. Aunque la cantidad de calorías consumidas depende de múltiples factores y no existe un número fijo, lo que es seguro es que nuestro cuerpo quema la mayoría de las calorías durante el sueño REM profundo, que es cuando el cerebro está más activo porque requiere la mayor cantidad de oxígeno para funcionar.

En este sentido, los dispositivos de Garmin ofrecen, además, la medición de las calorías restantes, que son las resultantes de restar las quemadas diariamente, y que se configuran como meta establecida, y las totales, entendidas como las calorías consumidas en general, tanto activas como en reposo.

El papel fundamental del agua

La hidratación también juega un papel muy importante en la actividad física. El agua representa entorno al 60% de nuestro peso corporal y muchas de las principales funciones de nuestro organismo dependen de la hidratación de este, por lo que debemos prestarle la atención que requiere. Además, cada día expulsamos en torno a dos litros mediante la orina y el sudor , por lo que debemos reponerla. Cuando practicamos deporte, aunque nuestro organismo cuenta con una pequeña reserva de agua, durante la actividad deportiva la perdemos rápidamente, hecho que provoca una reducción del rendimiento físico y mental, además de aumentar el ritmo cardíaco y dificultar el mantenimiento de la presión arterial.

Control de la ingesta diaria

Por ello, es preciso que nos hidratemos adecuadamente a lo largo del día y, especialmente, antes, durante y después de realizar cualquier actividad física. Para controlar nuestra hidratación diaria, la mayoría de los relojes de Garmin cuentan con un práctico widget de hidratación al que podemos acceder desde el propio reloj a través de Garmin Connect. Partiendo de una meta estimada de ingesta propuesta por el propio dispositivo en función de diferentes métricas, permite ir introduciendo los vasos de agua consumidos( a elegir entre tres opciones de recipiente diferentes) para poder conseguir alcanzar el nivel de hidratación óptimo y hacer un seguimiento de ello. Además, es posible activar alertas y establecer un objetivo personalizado, que aumentará los días que registremos una actividad deportiva.

Con Garmin, tendrás todo bajo control para superar los objetivos que te propongas.

www.garmin.com

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »