REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Belleza

Pedicura profesional en casa con las mejores herramientas Tweezerman

Paso a paso pies perfectos:

1 Poner los pies en remojo. Por higiene y para facilitar el corte (sobre la uña blanda el corte es más suave, preciso y menos traumático).

2 Mientras un pie se mantiene en remojo, secaremos el otro y procederemos al corte de cada uña con la herramienta de nuestra elección (tijera o cortaúñas Tweezerman).

3 Después del corte, limar cuidadosamente cada uña y poner a su alrededor líquido especial para tratar la cutícula. El objetivo es ablandarla y poder removerla con el bloque-lima (popularmente conocida como “tocho”) sin necesidad de cortar (que sería lo ideal). Limar y, si es necesario, cortar la piel más gruesa que se forma en los laterales de la uña debido al  roce con el calzado. Volver a pasar la lima para que la piel quede suave.

4 Introducir el pie en el agua de nuevo. Con la piel un poco húmeda procedemos a la eliminación de las células muertas con un buen exfoliante. (Un remedio casero es mezclar crema hidratante y azúcar).

5 Retiramos el exfoliante sumergiendo el pie en el agua, secamos y limamos asperezas y callosidades con la herramienta elegida (piedra pómez, cortacallos, lima Tweezerman).

6 Hidratar y nutrir la piel de todo el pie con un buen masaje. Retirar el exceso de producto con una toalla caliente. Esto evitará que el pie se deslice dentro del calzado por efecto de la crema  y que podamos proceder al lacado de la uña consiguiendo la máxima fijación.

7 Utilizar un separador de dedos de QVS para pintar las uña. Una vez la uñas seca y sin restos de productos procedemos a pintar: primero una capa de base, color (una o dos capas) y  top coat.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »