REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Actualidad

Protégete del frío con las recomendaciones de Ata Pouramini

Cuántas veces habremos leído la frase “notó el frío en los huesos” o escuchado decir a alguien que le dolían los articulaciones del frío.  Los dichos y las expresiones populares, ya se sabe, no son rigurosamente ciertos, pero tienen algún fundamento.En el caso de los dolores músculo-esqueléticos, la relación entre el descenso de las temperaturas y el aumento de los dolores y las molestias, se debe a varios factores.El primero es el aumento de las contracciones musculares, debido a la misma inercia del cuerpo a encogerse para protegerse del frío, tanto por el día, como por la noche, si la temperatura del cuarto no es la adecuada. Así, si no estamos lo suficientemente abrigados, asegura Ata Pouramini , nos encogeremos de forma instintiva, provocando pequeños espasmos, calambres y tensión muscular.Si esto sucede en las horas de sueño, pasaremos muchas horas en la misma postura. Hay personas que por la mañana presentan un gran dolor cervical, que llega, incluso, a inmovilizarles.Además de la contractruras , sometemos a nuestras articulaciones a mucha tensión, debido a los cambios de rigidez de músculos y tendones. De ahí los dolores que a veces surgen en los meses invernales.Por otro lado , para quiropráctico y autor de “Tú eres tu medicina”, es importante señalar que cuando existe una patología previa, como artritis, artrosis, osteoporosis u otras, los síntomas se agravan,convirtiendo las llamadas “olas de frío “ en un calvario para las personas ancianas o afectadas por estas dolencias.

Si le añadimos las caídas producidas por la nieve y los suelos mojados por la lluvia y los resfriados, propios de los virus de estos meses,  la conclusión es hay días que es mejor no levantarse de la cama.
Esto sucede en el caso de las personas afectadas por fibromialgia, por ejemplo, o migraña. Estas dolencias se agravan con los cambios bruscos de temperatura.  En invierno, las entradas y salidas a lugares con calefacciones altas aumentan la incidencia de las bajas por dolor de cabeza.
El experto recomienda:
1)   no abusar de calmantes ni analgésicos en la medida de lo posible y practicar una política de prevención.
2)   Siempre estirar un poco las zonas más débiles, cuello y espalda, antes de salir.
3)   Abrigarnos  “estilo cebolla”, a capas, para protegernos del frío , pero de manera que podamos quitarnos prendas en el interior y no someter a nuestro cuerpo a cambios bruscos de temperatura.
4)   Y, en el caso de dolor de cabeza, oscuridad y silencio, nada de azúcares ni grasas en la alimentación.
5)   Practicar yoga, pilates y quiropráctica para fortalecer nuestro organismo de forma integral.

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »