REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Belleza

Rosaid, la novedad de Olyan Farma para pieles con rosácea

Cuando se habla de rosácea se puede asociar con el acné, que es una afección caracterizada por la inflamación de las glándulas sebáceas y la aparición de espinillas y granos; o con la cuperosis (asociada o no a la rosácea, y catalogándose en muchas ocasiones como un tipo de rosácea), que se identifica por la aparición de filamentos finos de color rojizo, principalmente en mejillas, aletas de la nariz y mentón (telangiectasias) y está relacionada con la alteración de la circulación, que en ocasiones puede derivar en una vasodilatación crónica o en rosácea si no se adoptan medidas de tratamiento preventivas.

 

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que cursa en brotes y se localiza principalmente en la zona central del rostro. Se manifiesta en un 5,5 % de población adulta, sobre todo en mujeres después de los 30 años y, normalmente, en fototipos de piel clara1

 

Sus causas pueden ser diversas, influyendo tanto factores externos como el estrés, los cambios de temperatura o las radiaciones UV; como internos, tales como la predisposición genética, factores hormonales, digestivos o inmunológicos.

 

También existe una relación directa entre la rosácea y la presencia más elevada en la piel de un parásito microscópico denominado Demodex (Demodex Folliculorum), presente en los poros y los folículos pilosos, que contiene en su tubo digestivo la bacteria Bacillus Oleronius y que activa la respuesta inflamatoria de la piel.

 

Dicha enfermedad inflamatoria se presenta como un eritema en las zonas centrales del rostro como las mejillas, la nariz, los párpados, la frente y la barbilla, que se manifiesta en forma de capilares dilatados dérmicos permanentes y visibles, erupciones similares al acné o episodios transitorios de enrojecimiento de la piel. Normalmente cursa con brotes que se alternan con periodos de remisión.

Además, hay que destacar que existen 4 tipos de rosácea y en cada una de ellas existen 3 subtipos, dependiendo de la intensidad de los síntomas (leve, moderada o severa):

– Tipo1. Eritematotelangiectásica: los síntomas principales son arañas vasculares (telangiectasias), eritema y el enrojecimiento.

– Tipo 2. Papulopustulosa: el principal problema es la aparición de pápulas y pústulas (granos con pus) y eritema.

– Tipo 3. Fimatosa: este es el grado más grave, en el que la piel presenta poros dilatados, hinchazón bulbosa nasal y engrosamiento de la piel, más común en hombres.

– Tipo 4. Ocular: aparece irritación y quemazón en los ojos, conjuntivitis, acompañada de inflamación de los párpados, dolor, fotosensibilidad…

Consciente de las necesidades de este tipo de pieles, el laboratorio Olyan farma lanza Rosaid, un tratamiento multifactorial que ayuda a controlar todos los aspectos de una piel que cursa con rosácea tales como el eritema, la irritación, el picor y el escozor, además de controlar y mantener la piel hidratada y protegida en rosáceas de tipo 1 y 2, es un producto perfecto para el mantenimiento interbrotes y como tratamiento en los estadios iniciales.

Su completa fórmula se caracteriza por contener 3 activos únicos como son la centella asiática, la alantoína y el ácido hialurónico, pero gracias a su composición multifactorial le otorga triple acción:

 

1-Antiinflamatoria: evitando el eritema y el enrojecimiento:

 

  • Centella asiática: tiene acción venotónica, lo que favorece la reducción del edema subcutáneo. También posee propiedades cicatrizantes, analgésicas, antibacterianas (propionibacterium acnés) y antifúngicas. Además, su capacidad inmunomoduladora inhibe la inflamación y activa los fibroblastos. 
  • Alantoína: su acción antiirritante ayuda a reducir el enrojecimiento y ayuda a la renovación celular.
  • Modukine: proteínas lácteas que protegen y reparan la barrera lipídica disminuyendo la inflamación de forma indirecta.

 2- Antioxidante:

  • Extracto de algas y pululano: contrarrestan el estrés oxidativo derivado de la inflamación y estimulan la producción de colágeno.
  • Vitamina E: con acción antioxidante.
  • 3-Hidratante y Protectora:

    • Ácido hialurónico de bajo peso molecular: para conseguir una máxima hidratación.
    • D-Pantenol: que repara la barrera cutánea.
    • Dimeticona: con efecto emoliente, ayuda a sellar y proteger la barrera cutánea manteniendo la hidratación.

    Además, según Iván Lorenzo, asesor científico de Olyan farma, “al no conocer exactamente la causa de este problema dermatológico, debemos ayudar a prevenir los brotes y tratarlos con rapidez en el inicio de los síntomas, sobre todo si la persona que padece rosácea está sometida a mucho estrés. Para realizar estos cuidados debemos evitar la ingesta de alimentos irritativos, como los picantes, evitar los cambios bruscos de temperatura, la exposición al viento y realizar actividades que propicien la reducción del estrés pueden ser acciones determinantes. Además, de utilizar un mantenimiento como Rosaid entre brotes para espaciarlos al máximo y utilizarlo en los primeros síntomas como tratamiento”.

  • Modo de uso: Aplicar mañana y noche sobre la piel limpia como mantenimiento interbrotes o cuando comience el mismo.

     PVPR 30 ml: 22,35 €.

    1Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »