REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Belleza

Time-Filler night, crema de noche multicorrectora de arrugas

La arruga, la lucha antiedad nº 1

Temida, analizada, rastreada cada mañana frente al espejo…Más que una preocupación, la arruga es toda una pesadilla. Como prueba, ¡en Francia 2 de cada 3 mujeres utilizan tratamientos antiarrugas(1) !

Tras esta rotura dérmica se esconden no uno, sino varios tipos de arrugas. ¿La solución para tratarlas de manera eficaz? Los tratamientos estéticos, que actúan mediante estrategias específicas:

Tratamientos de bótox para tratar las arrugas de expresión.
Tratamientos de ácido hialurónico para rellenar las arrugas profundas. – Mesoterapia para actuar sobre las arrugas de deshidratación.
Peeling para borrar las arrugas superficiales.

Una estrategia ganadora que inspiró a FILORGA para desarrollar su producto más vendido TIME-FILLER, un tratamiento revolucionario para todo tipo de arrugas que las divide a la mitad en 2 meses (2) !

El sueño, el momento ideal para lanzar un ataque antiarrugas.

La noche es la mejor aliada para la juventud de las mujeres. Durante el sueño, la operación antiarrugas alcanza su máximo de eficacia. En efecto, al estar menos expuestos a las agresiones externas, los mecanismos de reconstrucción cutánea se multiplican, se acelera la renovación celular, la microcirculación se encuentra en su punto álgido y la piel es más receptiva a los activos.

Por ello, se trata del mejor momento para ayudar a la piel para rellenar, reparar, tratar, alisar, regenerar e hidratar las arrugas de

expresión, superficiales, de deshidratación o profundas.

¡Cuidado con el contraataque! La almohada, nuestra peor enemiga….

La noche: ¿mejor aliada o falso amigo? Bajo esa suavidad aparente, nuestra almohada podría convertirse en la enemiga no1 de la juventud. Mientras que nos lanzamos a sus brazos sin preocupación, en silencio crea una 5a arruga y congestiona progresivamente los rasgos. Y al despertar, las marcas en el rostro son evidentes:

La arruga del sueño, también conocida como marca de almohada, deja su huella. Sus características: vertical, bien profunda, puede crearse a la altura de las mejillas, de las patas de gallo o incluso en la frente; y con la edad cada vez se tarda más en reabsorber.

¿El motivo? Cuando la piel pierde su densidad y se vuelve flácida, también pierde su «memoria de forma». Resultado: las marcas de la noche, de cuando la cabeza descansa con todo su peso sobre la almohada, se hacen cada vez más visibles e incluso ¡pueden convertirse en permanentes!

¡Rasgos hinchados! Con el tiempo, la red linfática se vuelve más perezosa y la piel acumula toxinas y linfa. El rostro se hincha durante la noche y al despertar los rasgos parecen congestionados. Un proceso que se ve empeorado por la compresión de la piel sobre la almohada y la posición horizontal. Adiós a la tez fresca y luminosa al despertar…

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »