REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Alimentación

Tres motivos de peso para apostar por el pan dextrinado

¿Por qué incluir el pan dextrinado en tu dieta?

Descubre un pan más digerible y saciante que el pan tostado normal. Un pan estupendo para comer y recargar tus pilas con carbohidratos de absorción lenta que te ayudarán a mantener tu energía durante más tiempo. ¿Te animas a probar el pan dextrinado?

A pesar de las ventajas de los cereales, éstos pueden llegar a ser muy indigestos si no están bien cocinados. El pan tostado sienta mejor al organismo que el pan normal y el dextrinado, además, resulta mucho más fácil de digerir. La razón es que este tipo de pan se hornea y tuesta durante un tiempo y unas temperaturas controladas para favorecer que se produzca una especie de “digestión” térmica y que los almidones de la harina se rompan en unos fragmentos más pequeños y más fáciles de digerir.

Tres motivos de peso para apostar por el pan dextrinado

1. Es un pan de fácil digestión y más saciante: el pan dextrinado hace trabajar menos a las enzimas digestivas y gracias a eso sienta mejor. Es perfecto para las personas que sufren problemas estomacales como acidez, hinchazón abdominal o calambres digestivos, así como para los estómagos más delicados de personas ancianas y niños, y por supuesto para los deportistas y todos aquellos que quieren mantenerse en forma con ayuda del ejercicio.

Al ser un pan más crujiente, hay que masticarlo más veces, lo que hace que sea más saciante que el pan convencional y, por lo tanto, es una alternativa perfecta para las personas que quieren adelgazar sin dejar de comer pan.

2. Es natural y está cargado de nutrientes: este pan se elabora con masa madre, lo que unido a la larga fermentación a la que se somete, da como resultado un producto lleno de sabor que, además, no lleva productos químicos, ni sustancias artificiales. Con respecto a sus propiedades nutricionales, se elabora con harina integral, que lo hace más sabroso y nutritivo y una muy buena fuente de fibra para nuestro organismo. Y si te gusta los panes con un plus, puedes buscarlo con semillas de lino, delicioso y fuente de ácidos grasos omega 3.

3. ¡No se pone blando!: tra de las grandes ventajas de la dextrinación es que los panes mantienen su crujiente durante más tiempo. Las rebanadas son más consistentes, no se rompen, por lo que es muy fácil untarlas con patés o mermeladas. ¡Ideales para tener siempre en la despensa!

Acompaña tus comidas con pan dextrinado

Además de convertirlo en un básico de tus comidas y cenas, el pan dextrinado es perfecto para preparar multitud de recetas. Aquí tienes dos ideas absolutamente deliciosas y originales:

– Tosta de aguacate y huevo duro: una alternativa para desayunos o cenas que siempre funciona. Es tan fácil como cortar unas rodajas finas de aguacate y colocarlas sobre tu rebanada de pan. Espolvorear sal y pimienta al gusto, regar el aguacate con un chorrito de aceite de oliva y terminar la tosta con unas rodajitas de huevo cocido. ¡Delicioso!

– Tostada de chocolate negro con fresas. ¿Quieres darte un capricho sano para la merienda? Derrite un par de onzas de chocolate negro en el microondas (a baja temperatura para que no se queme), úntalo en tu tostada de pan dextrinado, espolvorea sal en escamas sobre el chocolate y coloca unas láminas de fresa. Puro disfrute.

Más rico con lino

Entre las opciones de pan dextrinado cuentas con una enriquecida con semillas de lino, que es fuente natural de ácido linolénico, un ácido graso omega 3 que contribuye a mantener niveles normales de colesterol en sangre.

Cuida tu salud con pan dextrinado

No lo dudes y apuesta por cuidarte optando por alimentos saludables y nutritivos como el pan dextrinado. Estás ante un pan delicioso, lleno de sabor, cargado de nutrientes y muy fácil de digerir. ¡Un pan que siempre te sentará bien y que es perfecto para acompañar tus mejores recetas!

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »