REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Actualidad

Un estudio genómico del VHIO clasifica los tumores fibroepiteliales de mama y predice su evolución

Un estudio liderado por el grupo de Genómica Traslacional del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) logra clasificar las lesiones fibroepiteliales de mama según sus características genómicas. Los nuevos hallazgos, publicados recientemente en Molecular Oncology, permiten una clasificación más objetiva, predecir más adecuadamente el pronóstico de estas lesiones, de difícil manejo dada su gran variabilidad de pronóstico y evolución. Hasta ahora no había ningún estudio previo que hubiera caracterizado estos tumores a este nivel ni que asociase los resultados genómicos a su pronóstico y evolución.

Las lesiones fibroepiteliales de mama engloban un grupo muy heterogéneo, desde lesiones con comportamiento benigno hasta lesiones con un comportamiento muy agresivo. Los tumores fibroepiteliales de la mama representan hasta un 15% de las tumoraciones que aparecen en la mama, siendo en su gran mayoria fibroadenomas y menos frecuentemente tumores Filodes. Hasta ahora la clasificación se ha basado por criterios histológicos más o menos subjetivos, dónde el patólogo analiza el tumor bajo el microscopio y lo clasifica en 4 grandes grupos. Esta clasificación histológica es muy importante dado que determinará el tratamiento a seguir. A diferencia del cáncer de mama, en estos casos puede diferir mucho, desde la conducta expectante y la observación, la enucleación simple del tumor, hasta un tratamiento quirúrgico y sistémico agresivo. Por ejemplo, en un extremo se encuentran los fibroadenomas de mama que sólo necesitan una pequeña resección de la lesión; y en el otro extremo los tumores filodes malignos que a menudo recidivan y necesitan ser tratados agresivamente incluso con quimioterapia en algunos casos. En la zona intermedia existen fibroadenomas atípicos y tumores filodes benignos e incluso los llamados intermedios. En general, aunque una buena cirugía suele ser suficiente para curar a la paciente, algunas lesiones fibroepiteliales pueden volver a aparecer e incluso metastatizar a órganos a distancia.

 

Por primera vez se ha estudiado la expresión génica de una serie amplia de estos tumores y los hallazgos genómicos han aportado datos mucho más objetivos sobre su clasificación y diagnóstico de lo que permite la histología. Según explica la Dra. Maria Vidal, primera firmante de este trabajo, miembro colaborador del grupo de Genómica Traslacional del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), y oncóloga médica del grupo de Cáncer de Mama y Melanoma del VHIO liderado por el Dr. Javier Cortés: “Hemos estudiado la expresión de 105 genes en una gran serie de estos tumores y hemos comparado, por primera vez, su perfil genómico con la clasificación genómica clásica del cáncer de mama (Luminal A, Luminal B, Basal-like, HER2-enriquecido y Claudin-low). Curiosamente, hemos observado que la mayoría de lesiones fibroepiteliales de mama son identificadas genómicamente como tejidos normales de la mama. Ahora bien, existe un subgrupo de lesiones fibroepiteliales, la mayoría dentro de los tumores filodes, que clasificamos como tumores Basal-like o Claudin-low”. Estos dos subtipos de cáncer de mama son poco frecuentes pero muy agresivos. “En nuestra serie, los tumores fibroepiteliales identificados como Basal-like o Claudin-low tuvieron un comportamiento mucho más agresivo que las lesiones identificadas como ¨normales¨. Esta predicción del comportamiento fue más óptima con la clasificación molecular que con la clasificación histológica.”

La utilización de la genómica ha permitido estudiar el comportamiento biológico de estos tumores más allá de su morfología. En definitiva, explica el Dr. Aleix Prat, investigador principal y responsable del grupo de Genómica Traslacional del Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) “los resultados genómicos nos indican que las lesiones fibroepiteliales de mama se pueden clasificar objetivamente en base a dos grandes procesos biológicos. Por un lado, el índice proliferativo del tumor y, por otro lado, la expresión de procesos mesenquimales”. Es decir, si ante una lesión fibroepitelial, se halla un perfil genómico altamente proliferativo y con elevada expresión de genes mesenquimales, deberá tratarse quirúrgicamente con márgenes más amplios y requerirá un seguimiento estricto. Por el contrario, ante una lesión fibroepitelial con un perfil genómico de baja proliferación y con una elevada expresión de genes epiteliales, el seguimiento o la simple enucleación serían suficientes. El siguiente paso del estudio es validar estos hallazgos en series independientes y, en un futuro, valorar la incorporación del test genómico en la práctica clínica diaria.

 

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »