REVISTA SALUD TOTAL

Revista de Actualidad Salud y Belleza


Salud

Vitamina D y Omega como protectores frente al Covid-19

Efecto antiinflamatorio de los Omega 3

 

Los omega 3 de cadena muy larga (DHA y EPA) son ácidos grasos que se encuentran en los aceites de pescado y son reconocidas y utilizados por sus propiedades beneficiosas en la salud cardiovascular. Su actividad biológica incluye directa e indirectamente la modulación de las respuestas inflamatorias y la liberación de citocinas. Estudios previos han constatado que la ingesta y los niveles más altos de estos omega 3 se asocian con niveles más bajos de citocinas inflamatorias circulantes.

Es por ello que el trabajo realizado por el Instituto de Investigación de Ácidos Grasos (FARI) y colaboradores del Centro Médico Cedars-Sinai en Los Ángeles y en el condado de Orange (ambos en EEUU) y publicado recientemente es muy importante ya que es la primera evidencia directa entre los omega 3 y el riesgo de mortalidad por Covid-19 (3). Un grupo de 100 pacientes hospitalizados fue estudiado para relacionar el índice de omega 3 plasmático con la gravedad de la enfermedad y muerte. Así, en los análisis realizados se mostró que aquellos pacientes que tenían un índice más alto de omega 3 había un 75% menos probabilidades de morir en comparación con los que lo tenían más bajo.

Aunque la significación estadística no se cumple en este estudio piloto, los expertos confirman que, junto con las múltiples evidencias de los efectos antiinflamatorios de EPA y DHA, el estudio sugiere que los ácidos grasos omega 3 pueden ayudar a reducir los efectos adversos en pacientes con Covid-19. Las dosis necesarias de omega 3 para conseguir este efecto protector serían dos raciones semanales de pescado azul (o algunos mariscos) de 150g y, si optamos por la suplementación, debería ser entre 250-500 mg al día de ácidos omega 3.

 

La Vitamina D puede reducir las infecciones, hospitalizaciones y muertes por coronavirus

 

En marzo de 2020, la Sociedad Internacional de Inmunonutrición, con motivo de la pandemia producida por el coronavirus, recomendó incrementar la ingesta de ciertos micronutrientes a través de suplementos, en particular: Zinc, Vitamina E, Vitamina C, Vitamina D, por su implicación en un buen funcionamiento del sistema inmune (4).

Un año después los expertos siguen insistiendo en la importancia de la Vitamina D como protector frente al contagio del coronavirus. Profesionales sanitarios del Reino Unido, EE. UU. y países de la Unión Europea, afirman que hay evidencia científica clara de que “la vitamina D reduce las infecciones, hospitalizaciones y muertes por Coronavirus”. Más de 70 estudios muestran que los niveles más altos de vitamina D están asociados con tasas más bajas de infección y menor riesgo de hospitalización, estancias en la UCI o muertes.

El papel de la vitamina D en el desarrollo del sistema inmune es conocido, en concreto, favorece la activación de las células T, encargadas de destruir los agentes patógenos. No obstante, y tratándose de una vitamina liposoluble, es muy importante asegurar las dosis adecuadas con formulaciones de venta en farmacias.

 

 

Arkopharma comercializa Arkomega 3 (PVP recomendado 15,50€. 45 cápsulas) y Vitaminas C&D3 1000  (PVP recomendado 10,70€. 20 comprimidos efervescentes).

 

 

 

 

(1) JAMA April, 2020. Characteristics of and Important Lessons From the Coronavirus Disease 2019 (COVID-19) Outbreak in China: Summary of a Report of 72 314 Cases From the Chinese Center for Disease Control and Prevention

(2) Cell, 2020. COVID-19 cytokine storms may prevent a durable immune response

(3) Prostaglandins, 2021. Leukotrienes and Essential Fatty Acids, Blood omega-3 fatty acids and death from COVID-19: A pilot study

(4) Marzo 2020. Comunicado de la Sociedad Internacional de Inmunonutrición

« « Notícia anterior | Notícia siguiente » »